domingo, 25 de octubre de 2015

Alien en un tarro

Os dejo la última cosilla que hice, un alien en un tarro, la primera versión al tratarse de masilla de fimo y sumergirla bajo el agua acabó deshaciéndose y pareciéndo de verdad un cadaver en descomposición, lo solucioné metiendo un tarro dentro de un tarro con agua con colorante, así el "alien" no entraba en contacto directo con el agua y daba la apariencia de estar dentro.


Ash ya tiene lo que quería





El esqueleto del alien, con el fin de dar firmeza a la masilla y ahorrar en ésta

Esculpiendo al pequeño alien en su fase más primeriza

Con agua y nuestras manos, no necesitamos más

Una vez terminado se deja secar y se imprime de negro completamente

El alien en esta fase tiene un color más claro entre crema y marrón, lo único que pintamos diferente son los dientes y el interior d ela boca

Aunque quede tosco no importa ya que dentro del tarro no se apreciaran los detalles y dará un aspecto más realista

El truco del tarro dentro del tarro, así el alien no tocará el agua y pesará mucho menos todo el conjunto.

Sellamos la tapa para evitar posibles inmersiones (y que no se escape)

Ahí tenemos a nuestro especimen de la Nostromo, solo hace falta que lo sumerjamos en formol (en nuestro caso, agua con colorante)

Una pegatina de peligro biologíco remata el tarro (encontrarás muchas en internet)

Un elemento decorativo ideal para tener en la cocina o el salón junto a la foto de novios o las especias :D

1 comentario: