jueves, 18 de abril de 2013

Chapucillas caseras. Mini Estanteria de Oficina

Hoy os dejo un bricocasero, que en estos tiempos de escasez (para algunos) se está poniendo en alza esto de realizar muebles de cosas recicladas, quien dice muebles dice cualquier cosa...
En fin, necesitaba una pequeña estantería en mi rincón del ordenador, para guardar cosas de oficina, así que decidí coger dos o tres cajas de fruta y transformarlas!





Esta es la materia prima inicial, una caja de fruta de tamaño medio, en buen estado si es posible y sin manchar.

 Y este será su resultado:

¿Queréis saber el proceso a grandes rasgos? Dadle a Más información!




Para empezar viene bien hacerse una idea de como lo vamos a poner y que necesitaremos, clavos, pegamento (cola blanca lo mejor para la madera) y herramientas como martillo o lija.
Es importante que no cojee, medir bien las posibles patas, lijarlas o utilizar burbuja de nivel. Nos ahorraremos el usar trozos de papel para evitar que cojee.
Una vez nos hemos planificado la forma, procederemos a pegar, clavar o lo que sea menester.

En mi caso, cogí tres cajas, pero teniendo suficiente con 2 y siendo que la tercera estaba en condiciones un poco nefastas, decidí usarla para "restos" patas, tablas entre medio...etc

Aquí está la estanteria ya formadita, dos cajas superpuestas y gracias a unos listones y unas tablas de "restos" le añadí patas y en la caja superior unos "ventrículos" o estanterías internas, para organizar mejor el aparato oficinistico.
Una vez está bien montado y no cojea, podemos lijar las superficies, quitar astillas y meter grapas y clavos sueltos (esto es importante, las cajas de frutas son mis bastas y tienen muchos clavos peligrosos y astillas de un acabado imperfecto)

Luego le daremos una capa de pintura, dos o las que hagan falta.
Yo le di dos capas, una general y otra con más minuciosidad (eso si, me pase con la cantidad de pintura en cada brochazo y me han quedado unos grumos a lo gotelé)

En blanco no llenará visualmente tanto espacio y para mi "zulo" vendrá bien esté color.
Poco más, puedes barnizarla pero no es necesario (yo no lo he hecho y está bien) eso si, ¡cuida el tipo de pintura que vas a usar! dejarla secar al exterior si es posible durante un par de días o más.
Y ya tendréis vuestra estantería reciclada por cuatro duros, la podéis pintar como queráis y colocar en mil maneras diferentes.
Eso si, planead que carga va a llevar y donde se colocará (yo la hice para que encajara tanto entre mi ordenador que no voy a poder sacar la lectora de dvds)

La estantería ya puesta, entre la torre del ordenador y la ventana, un espacio oficinistico artesanal y muy muy barato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada