lunes, 10 de septiembre de 2012

PESADILLAS II

"El Rostro" así se llama esta criatura nacida de las más oscuras profundidades del subconsciente.
Un ser con claros atributos sexuales en sus seudópodos, vientre, cola...etc
La representación del temor de la sexualidad creciente en las personas, una falta de conocimiento que te absorbe y atrapa, con una capa sombría y pesad que oculta su verdadero rostro, ¿el alma de un hombre siniestro con apetitos voraces y depravados? ¿ los siniestros pensamientos de los recatados y reprimidos?
Todo eso oculto ese rostro, si es que lo tiene, que se oculta tras ese manto, y que te atrae, inexorablemente hacia su interior...

¿Quieres ver más criaturas de lo oculto y lo desconocido del mundo onírico? dale a más información.






"Otras veces las pesadillas nos inspiran; un ser grotesco, verdusco, ni la mitad de horrible que su dibujo, ojos acuosos de muerto, boca de sapo, y un ser, un retoño, que no debería haber nacido, que vive, no sabemos cómo, entre sus brazos, como una parodia de la madonna, como una parodia de la vida.
Era entrevistado, por un ser sin cabeza, sin estímulos, que captaba la información con un aparato que surgía de su cuello, entrevistaba al ser grotesco, pero humano, que ahí se retorcía, con aquella cosa en sus brazos, aquel bebé, que perpetuaría esa pesadilla..como fuera..

"El malnacido"
"La succionadora" un ser ambiguo de pesadilla, demonio menor de la frustación, azote de los hombres y los tiranos.
"La succionadora presenta un cuerpo de pesadilla, donde se mezclan hombre y mujer, súcubo e incubo con un objetivo, alimentar de sangre a su hijo que nunca nace, que nunca muere, que nunca crece...
La ira incontrolada de los hombres se fusiona con la lujuria imparable de un súcubo y la mente de un niño malcriado, no querido, abandonado...
Al no poseer pechos que generen alimento para sus retoños, extrae la sangre de las víctimas de su ira, casi siempre varones, con un fuelle, una jeringuilla gigante o un cuchillo y un cubo, y le otorga la hiel, todavía caliente, a los gimoteantes torsos, que crecen en su tórax, a medida que florecen las cópulas que tiene con sus víctimas, que son estranguladas, hasta su último aliento, su último coito, su última gota de sangre..."



¿Agradable verdad? nadie dijo que las pesadillas lo fueran... dad gracias a que, de momento, estas criaturas permanecen en los sueños, en las mentes, en los infiernos...de momento...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada